Administrativo

  • Procedimientos administrativos
  • Procedimientos contencioso-administrativos
  • Contratación sector público
  • Urbanismo y medio ambiente
  • Sectores regulados

Mercantil / Societario

  • Derecho societario
  • Fusiones y adquisiciones
  • Reestructuración de Grupos de Sociedades
  • Contratos mercantiles de toda índole

Concursal

  • Administración concursal
  • Reestructuración financiera: Dirección letrada y asesoramiento en procedimientos concursales
  • Aplazamiento de deuda tributaria y de seguridad social
  • Responsabilidad de administradores
  • Relaciones laborales en situaciones de crisis empresarial

Empresa familiar

  • Protocolo familiar, capitulaciones matrimoniales, testamentos y demás pactos de accionistas que establezcan unas normas de funcionamiento que aseguren la continuidad pacífica de las empresas o prevean los mecanismos para solucionar posibles conflictos de intereses.
  • Reestructuraciones patrimoniales de empresas familiares
  • Planificación patrimonial en caso ventas de empresas familiares
  • Planificación de sucesiones y donaciones

Mediación civil y mercantil

La mediación es un método de resolución de conflictos en el que las partes intentan lograr un acuerdo con la asistencia de un mediador.

La mediación es una forma flexible e informal de resolución de conflictos que permite a las partes negociar una pronta resolución de su proceso legal. La mediación ofrece a las partes la oportunidad de lograr un mejor entendimiento de su disputa y reduce el coste (tanto entiempo como en dinero) de una acción legal prolongada.

La mediación basada en intereses es una forma de resolución de conflictos en la que se estimula a las partes en litigio para que exploren y definan los problemas y comuniquen sus intereses y motivaciones. Una vez que las partes en litigio han tenido una oportunidad para entender todas las circunstancias a fondo, serán asistidas mediante el desarrollo de una variedad de soluciones creativas que colmen sus intereses. Después se invitará a las partes a evaluar las opciones más atractivas y asegurar que las soluciones alcanzadas son factibles y prácticas.

Uno de los objetivos de la mediación basada en los intereses es que las partes lleguen a un acuerdo por sí mismas. Los mediadores no toman partido, ni toman decisiones ni sugieren soluciones. El mediador no impone ni soluciones ni acuerdos

¿Desea más información?

Contactar